jueves, 2 de febrero de 2017

Recuperación de datos extrema: El disco duro del transbordador Columbia – IdeasYCiencia

En el año 2003, inmediatamente después del trágico accidente del transbordador espacial Columbia comenzó una exhaustiva búsqueda de restos (debris) para esclarecer en lo posible las causas del fatal desenlace del vuelo STS-107 y acotar exactamente la cadena de acontecimientos que llevó al desastre aquella misión.

NASA%20disk.2[1]El estado original del disco duro.

El transbordador Columbia llevaba entre otros un “flamante” disco duro Seagate de 340 MB (si MB, no GB) donde se guardaron datos y resultados de algunos experimentos sobre física realizados durante la misión.

Jon Edwards, un especialista en recuperación de datos de Kroll Ontrack se embarcó en la tarea de recuperar los datos de este maltratado (y venerable por otro lado) disco duro cuando, unos seis meses después del accidente, le fue enviado por la NASA.

shuttle-hd1L[1]  Otra vista del disco.

El primer paso consistió en retirar la, fundida y llena de residuos, placa de circuitos.

NASA%20disk.3[1]Aspecto de la parte inferior.

NASA%20disk7[1] Vista superior con la etiqueta del disco.

Después se procedió a abrir el disco retirando la tapa superior, los sellos anti polvo estaban dañados, literalmente se habían fundido por las temperaturas extremas de la reentrada.

NASA%20disk.4[1] El disco duro abierto.

Se aprecia que la temperatura superó la de la fusión del estaño y por ello los chips se desprendieron de sus alojamientos. Además los sellados anti polvo del disco también se fundieron por las altas temperaturas y permitieron la entrada de polvo y otras partículas externas.

NASA%20disk.5[1] Se aprecia la suciedad que cubría todo el interior.

Las dudas de los profesionales de recuperación de datos eran sobre si las partículas que habían entrado en el encapsulado del disco podían estar magnetizadas, pues ello habría borrado los datos.

 NASA%20disk.6[1] Se aprecia corrosión en numerosas áreas.

NASA%20disk_edited-1[1]Cabezas retiradas de los platos.

El resultado final fue un 99% de los datos recuperados de los platos del disco, por suerte los daños en estas áreas fueron casi inexistentes.

Image1 Numerosos artículos recogieron la noticia.

Algo que ayudó mucho en el éxito de la operación fue que el PC al que estaba conectado el disco duro utilizaba una antigua versión de MS-DOS.

MS-DOS es conocido por mantener los datos juntos en el principio del disco y no como los sistemas actuales, muy dados a la fragmentación y a extender los datos por toda el área de los platos del disco duro.

Echad un vistazo a la web de mi nueva empresa, un proyecto de gran envergadura que llevo preparando hace más de un año.

Os lo recomiendo para diseño de sistemas de altas prestaciones optimizados al límite:

ip16_texto_300px_blanco422222

Allí tenéis a vuestra disposición el formulario de contacto, para consultas sobre este artículo hacedlo más abajo en la sección de comentarios.

Y mi nuevo Blog de contenido muy técnico y actualizado donde encontraréis artículos míos sobre hardware, procesadores y sistemas y también otros posts de expertos programadores e informáticos sobre otros temas de actualidad:

infromaticapremium-blog422222

Si consideras útil el contenido de este Blog, ayuda a mantenerlo ojeando algunas de las ofertas que consideres interesantes de nuestros anunciantes.

Carlos Yus Valero – informaticapremium informaticapremium-logo-150px[3]